"Las personas se miden por la soledad que soportan,
y la mía es mi mayor capital"

CLXIV

Este jardín lleva mi nombre
pero son tuyas las manos que lo plantan

has mordido mi piel
y me he encontrado
rogando la belleza de tu boca
pues con tu boca el jardín
se hace salvaje y se hace selva
si además son tus manos
las que rozan

que en esta carne ya no hay semilla de discordia
porque tú has arrancado las raíces y el veneno

que en esta carne sólo queda el caos
si es el de estas flores y colores

y aunque podría hablarte de cada girasol
que centra sus pétalos en ti
quiero que entiendas
que hasta los narcisos se ruborizan al mirarte