"Las personas se miden por la soledad que soportan,
y la mía es mi mayor capital"

CXII

Me paso el día pensando en los besos que no te di
en los besos que no te he dado
en los que te quiero dar
mientras el anhelo me tiembla en los labios
y al escuchar tu voz el deseo palpita.

Y aunque me asusto
no quiero negar la tormenta
ni ninguno de sus truenos.

Porque me quiero calar entera.

Porque quiero que sea tuya la culpa de que el mar
se me enturbie entre las piernas.

3 comentarios:

  1. "no quiero negar la tormenta
    ni ninguno de sus truenos"

    me lo enmarcaría, de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Destruir para crear.

    Un placer leerte!

    ResponderEliminar

Puedes dejar algún suspiro que otro. Bueno, si quieres.