"Las personas se miden por la soledad que soportan,
y la mía es mi mayor capital"

CXXIII

Tengo fantasmas hablándome al oído
tengo fantasmas meciéndome en canciones
de bosques abiertos
de lenguas nubladas
de besos marinos
y no he tenido que cruzar los dedos al jurarles
que yo ya conozco el sabor de la sal
cuando cada mes me moja los labios
y entre estación y estación
nunca hay riesgo de sequía

que he confundido el verano en la boca
y ahora creo notar las olas
lamiéndome el ombligo
mientras es tu risa la que suena
como el verso más precioso
entre el cantar de las sirenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar algún suspiro que otro. Bueno, si quieres.